¡Hola! Si quieres descargar las fotos ponte en contacto conmigo

De zoom a focales fijas: buscando mi estilo fotográfico

21 marzo, 2017 ,
bodas - myriam navas

Después de mucho pensar y analizar por fin he dado el paso a las focales fijas.

El año pasado hice un par de talleres con fotógrafos y cuando llegábamos a la parte de “¿Qué llevas en la mochila?” todos ellos sacaban focales fijas: 24mm, 35mm, 50mm, 85mm, 135mm,…

Yo miraba mi cámara y mi maleta y aunque tengo un 85mm y un 35mm, el que me da tranquilidad es el 18-200mm. Todas las focales en un sólo objetivo, ¡no se me escapa ni una foto! Como contrapartida negativa, la poca luminosidad de esta lente hace que tenga que tirar mucho de ISO. En fin, es difícil tenerlo todo.

Cruzar la frontera hacia el universo de las focales fijas es algo que da mucho miedo. Cuando disparas con zoom no tienes que moverte, te da la sensación de que no se te va a escapar ninguna foto porque basta con mover el zoom para encuadrar correctamente. Pero por otro lado la diferencia entre los objetivos zoom y las focales fijas es bastante grande. Lo primero en calidad y nitidez, pero sobre todo en peso también. Cuando te pasas 10 horas haciendo fotos en una boda tu espalda agradece acarrear menos peso en equipo.

Cuando estaba en el taller, los fotógrafos siempre insistían en que un zoom te hace vago. Una focal fija te obliga a moverte constantemente, te obliga a cambiar de posición para tener un mejor encuadre, en definitiva, te anima a perseguir la foto.

En mi mente estaba desde entonces cambiar a focales fijas. Busco lograr la excelencia. Me apasiona la fotografía y cada boda es un reto para lograr mejores imágenes que expresen emociones, no sólo a los novios, familiares e invitados, sino a todas aquellas personas que las vean. Lograr eso pasaba por cambiar la forma en que tomo las fotos.

Una vez tomé la decisión de cambiar en esta temporada a focales fijas e invertir en un nuevo objetivo tenía que ver con qué focales tomo las imágenes. Me fui directa a dos bodas que representan bastante bien una buena muestra de lo que me gusta hacer y que además son muy diferentes entre sí: la boda de Marta y Jorge y la boda de Sandra y Gisela.

Foto a foto fui apuntando con qué focal estaban tomadas y luego las conté y ordené para tomar estas gráficas.

 

 

No hay duda que las focales más utilizadas son el 18mm y el 35mm. Con estos datos, tengo claro qué lente voy a comprar. En cuanto llegue haré las presentaciones 🙂

 

1 comment

Leave a comment